EL PELIGRO DE ABORDAR LA DISLEXIA COMO UN TRASTORNO PERCEPTIVO-VISUAL

Hoy nuevamente os dejamos un maravilloso articulo de Julián Palazón podéis leer el articulo completo desde su blog (dificultadesespecificasdelaprendizaje.blogspot.com.es)

Hace ya más de un siglo, un médico desconocido, persistente y joven vivía enfrascado en una pelea desigual contra los grandes expertos de su tiempo. Su hipótesis: que la teoría reticular que entendía el sistema nervioso como un tejido continuo e indivisible estaba equivocada. Su descubrimiento: las neuronas, que llegaron para darle la razón. Desde que Don Santiago Ramón y Cajal dio a conocer su descubrimiento hasta que la verdad llegó a los manuales de medicina pasaron muchos años (Cajal, 1917). Y es que la verdad es, a veces, tan esquiva como los ojos que se empeñan en ignorarla.

En lo relativo a las dificultades específicas de aprendizaje de la lectura (o dislexia en el ámbito clínico) la misma verdad que parecía escapársele a Don Santiago parece rehuir de nuevo a los profesionales actuales. Pese a que son muchos los investigadores, extranjeros y españoles, que nos advierten de que la dislexia no está provocada por problemas de visión (Artigas-Pallarés, 2000; Suárez-Coalla y Cuetos, 2012; Vellutino, 1979) son muchos los materiales, tanto en el ámbito diagnóstico como de la intervención psicopedagógica, que incorporan tareas o entrenamiento de carácter perceptivo visual, tales como el uso de gafas tintadas, ignorando la evidencia en contra. (Leer noticia completa)
¿Quieres saber más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *